en Terapias

El dolor de piernas es uno de los problemas más consultados durante las estaciones de calor. Y más aún, en este verano tan caluroso. La hinchazón, los edemas y la sensación de pesadez en las extremidades inferiores suponen un calvario para quien los padece.  Con la llegada del calor y el aumento de las temperaturas, practicamente el 80% de la población adulta sufre este malestar, cuya incidencia es mayor en las mujeres debido a causas hormonales como la menstruación y la menopausia y, por supuesto, el embarazo.

CorpoMuller

Al producirse la vasodilatación de los capilares periféricos, abundante sudoración, pérdida de agua y electrólitos a través de la piel se ralentiza la circulación sanguínea acarreando pesadez en las piernas, hinchazón de tobillos e incluso, incómodos y dolorosos calambres.

Circulación Arterial y Venosa de la pierna

Si a esto le sumamos la falta de ejercicio, el excesivo número de horas que pasamos sentados delante del ordenar o de la tele, u otros malos hábitos; así como, una dieta poco equilibrada, baja en fibra con un mal funcionamiento de nuestros intestinos, algo que repercute directamente sobre la circulación sanguínea, aunque mucha gente ni lo sospeche, tenemos el cóctel perfecto para padecer piernas cansadas o pesadas.

 

Las soluciones a todos los problemas

Las primeras medidas para solventar este problema y muchos otros pasan, como casi siempre, por una dieta rica en fibra; beber mucha, mucha agua y otros líquidos como zumejercicios insuficiencia venosaos, infusiones, caldos … remojar las piernas en agua templada con agua y sal; dormir con las piernas ligeramente levantadas; usar ropa cómoda y holgada y calzado ni muy alto ni muy plano; hacer ejercicio que favorezca el movimiento de las extremidades como natación, ciclismo, correr y caminar; relajarse aprovechando las vacaciones, fuera estrés, fatiga y presiones del trabajo; pegarse duchas de agua fría con golpes de caliente; procurar no mantener mucho tiempo la misma posición y, cómo no, masajes.

 

 

En mi consulta de O Milladoiro, al lado de Santiago de Compostela, realizo técnicas que ayudan a descongestionar y aliviar todos estos síntomas. El método Bowen, que yo aplico, está muy indicado en esta dolencia, por su efecto sobre la fascia y la linfa, la gran drenadora de nuestro cuerpo junto con el diafragma.

bowen-collage

También el trabajo con protocolos suavesa lolargo de toda la pierna, desde la zona lumbar hasta el pie que, además de aportar ligereza a las extremidades, promueve la circulación sanguínea periférica que alivia, en gran medida, la pesadez de piernas así como su efecto relajante, promueve el descanso y la reparación del sueño aportando energía. Está perfectamente recomendado para mujeres embarazadas porque es un método nada agresivo y muy beneficioso por los cambios que se producen a lo largo de la gestación, en el cuerpo de la mujer. Animaros, estaré encantada de atenderos!

Artículos recientes

Escribe tu comentario

0