en Terapias

El arte de cuidarse: No hacer nada

¡¡¡El arte de cuidarse: No hacer nada!!!

Ejercicio para relajar y estirar la musculatura de la espalda, al mismo tiempo crear espacio en la cavidad torácica dando calma y flexibilidad.

Esto nos ayuda a sentirnos.

Sentirnos significa:

  • Escuchar los pensamientos que llegan cuando ponemos nuestras manos en las costillas inferiores.
  • Nuestras manos suben y bajan, podemos sentir si se mueven al coger y soltar el aire.
  • Observar si cuesta más soltar todo el aire o por el contrario llenar; si al llenar se tensa alguna parte de nuestro cuerpo.

Ser conscientes sólo consiste en darnos tiempo para sentirnos y esto es a donde nos lleva el sentirnos a ser conscientes y para ello necesitamos estar en contacto con nuestro cuerpo.

….Sentir a través del cuerpo….

Para esto sólo es preciso:

  • Un sofá.
  • Una manta.
  • Un cojín o almohada.
  • Nosotros mismos
  • Un tiempo de escucha.

….¡¡Si!!… Es tiempo de no hacer nada, sólo conectar con nuestra respiración.. Es ahí que puede llegar algún tipo de pensamiento que puede venir asociado con algún sentimiento..

No cuestionarlo, no intentar buscar un porqué de estos pensamientos y no enredarse en pensamientos para encontrar una explicación. Si esto sucede cuando estáis realizando el ejercicio, volver la atención a vuestras manos, esto os ayudará a poder dejar libertad al cuerpo para que pueda soltar las tensiones internas. Podréis sentir emociones como la risa, el enfado, la rabia, el llanto… No las paréis, sólo observar lo que pasa en el cuerpo (como si fueseis un espectador que ve una película).

Os daréis cuenta de que después de este ejercicio estaréis más flojos, sin peso, sin cansancio, más despejados de mente.

Este ejercicio aporta:

  • Energía.
  • Libera ansiedad.
  • Os ayudará a sentir que la verdadera fuerza no está fuera, sino que está en vosotros mismos.

Este ejercicio lo podéis realizar cuando queráis:

No requiere de habilidades ni de imponerse meditar ni ejercicio físico ni imponerse ningún tipo de disciplina.

Sólo requiere de:

  • Cuando sintáis las ganas: ¡¡¡HACEDLO!!!

¡¡¡OS SENTIRÉIS MEJOR QUE BIEN!!!

 En este ejercicio no hay un tiempo estipulado, cada cual tiene el suyo. Un día serán cinco minutos y otro puede ser que más.

¡¡¡Vosotros y vuestro cuerpo mandáis y escogéis el lugar y el tiempo..

Ser poderosos y llenaros de vuestra propia energía….

Artículos recientes

Escribe tu comentario

0